Mi rica esposa siempre está lista para mí y cuando llego a casa tiene puesto la lencería chingona y moviendo esas caderas grandes y sexy que tiene

7728
Share
Copy the link

Mi esposa culona se pone en marcha damas que me ve entrar por la puerta. Me espera con su lencería negra y la música a todo volumen sin dejar de mover ese pinche culo grandote que me pone bien cachondo. Yo me siento en el sofá y noto como mi verga se va poniendo cada vez más dura. Ese movimiento de caderas hace que me arda todo el cuerpo. Me la saco y ella se arrastra como una gata en celo para metérsela en la boca. Su boca es una maravilla y me chupa los huevos que da gusto. Cojemos en todas las partes de la casa y tengo la verga escocida de tanto roce con su panocha.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *