Que rica gorda me llevo a mi casa para que no pare de chuparme la verga que sabe hacerlo bien chingon

4578
Share
Copy the link

Es cierto eso que dicen que las gorditas se esfuerzan más para darnos placer y la neta esta pendeja que conocí en la discoteca es un claro ejemplo de lo que digo. Nada más llegar a mi casa me la lleve a la habitación y nos quitamos la ropa. Ella me sienta en la cama y se acomoda delante de mí verga. Su rica boca hace maravillas y cada vez me pongo más duro. Le aparto el pelo de la cara para ver cómo me la chupa. Está bien chido la manera que absorbe mi verga con esos movimientos de cuello y esa garganta profunda.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *