Me saborea la verga como una golosina

1945
Share
Copy the link

Cuando llega el momento de que mi morra se dispone a comerme la verga me preparo a conciencia. Me quito toda la ropa menos los calcetines y me tiro en la cama con la pinga mirando al cielo esperando la llegada de una boca que me lleva al cielo. La neta como me come la pinga mi morrita que se recrea con la cabeza pelada como si fuera una golosina que siempre tiene el sabor que a ella le gusta. Su cara se contrae de tanto aspirar y le acaricio su pelo negro de lo bien que me chupa el pene.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *