Seduciendo al plomero que me pone la panocha a mil grados y necesito comerle la verga para que apague mi calentura interior

24510
Share
Copy the link

Llame por la mañana al plomero para que me arregle las tuberías y cuando lo vi entrar por la puerta me puso la panocha ardiendo. Cuando estaba echado en el suelo arreglando las tuberías no pude contenerme y mis manos fueron buscando su verga. Le bajo la cremallera de los pantalones y ante mi tengo una verga negra para disfrutar con ella. Mi boca hace que se ponga bien dura para que entre en mi panocha como un cuchillo caliente en mantequilla. LA cosa va como la seda y me cojo al wey hasta llegar al orgasmo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *