Sexo duro con una madura que le gusta un chingo coger

Esta chava tiene la cara algo estropeada pero su mente calenturienta aún sigue viva y nos va a brindar una escena de sexo duro bien chingona. Se la llevan a una casa un wey con traje. La pendeja ya se está tocando la panocha y cuando están metidos en la choza es cuando le viola la boca con la verga. Se la mete tan adentro de su garganta que creo que la va a dejar sin respiración. Ella chupa sin parar y sus labios se aprietan a la pinga del wey dándole una alegría en forma de placer increíble. Es una puta de las buenas, aunque tenga esa cara de orco y el sexo duro lo lleva en la sangre.  

6068 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *