Me siento para jugar un rato con la video consola y mi morra caliente quiere que le dé lo suyo

6450
Share
Copy the link

Me siento en mi asiento preferido para jugar a la video-consola pero mi morrita tiene otros planes. Esta en ropa interior y moviendo su bonito cuerpo delante de un celular. Yo la miro con deseo y ella se acerca a mi lentamente y me busca la verga. Me da pequeños bocados y cuando me la saco se la come con ansia. Su lengua recorre mi falo y su mamada está bien padre. Su panocha se abre para mí y cojemos los dos juntos. Es ella la que hace todo el trabajo y yo me quedo quieto viendo cómo me da placer moviendo esas caderas. Su mamada del final hace que eyacule en su boca.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *