Mi sobrina dormida es un caramelo por chupar y me entretengo con su panocha

215838
Share
Copy the link

Pero que tranquila esta la morrita de mi sobrina echada en el sofá y totalmente dormida. Es un caramelo por chupar y no me puedo aguantar las ganas de acariciar todo su cuerpo caliente y mas concretamente su panocha. Su tierna y húmeda vagina es una delicia y mis dedos recorren su interior con cuidado de que no se despierte. Me pone la pinga bien dura pero ya me la cogeré en otro momento. Ahora solo quiero explorar su panochita y le acaricio su clítoris para que tenga un orgasmo en sueños. Mis dedos se manchan de sus fluidos vaginales y la próxima le meto la verga hasta el fondo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *