Mi sobrina no quiere ser penetrada pero su boca me deja loco

8549
Share
Copy the link

Tengo una sobrina que quiere experimentar con el sexo. Me dice que aún no quiere ser penetrada pero que su boca quiere estar entrenada y lista para comer vergas. Le ofrezco mi pinga para que empiece a saber cómo es comerse una gorda y dura y ella acepta encantada. Se me desnuda y acomoda en mi verga para empezar a darme unas lametadas que me dejan temblando de placer. Aparte tiene un pirsin en la lengua que hace que la mamada aun sea más placentera. Tengo una sobrina que es una joya de morra y sabe chuparla bien rico.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *