Solo quiero en mi casa a morritas bien putas que sean como gatas salvajes en la cama y tengan resistencia chupando vergas

Es una norma que tengo con las morras. Cuando este cogiendo con una de ellas quiero que sean las más putas del mundo y su boca aguante todo tipo de maltratos por parte de mi verga. Esta dulce morra sabe bien como hacerme feliz y sus ganas de cojer hace que de lo mejor de mí. Su cabeza no para de moverse cuando me chupa la verga y le sujeto el pelo para que sepa quién manda. Ella sigue haciendo bien su trabajo oral. Cuando tengo bastante de su boca la abro de piernas y empieza el baile pélvico.

9346 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *