Sus tatuajes me enamoraron y su culo y su panocha me fascinaron

6616
Share
Copy the link

Cuando esta pendeja entro en el bar donde yo suelo estar se me activaron todas las alarmas sexuales. Mi verga se puso firme apuntando hacia a ella. La invite a unas chelas y empezamos a platicar de sus tatuajes. Me dijo que le gusta combinar dolor con placer y cuanto más duro la penetran más cachonda se pone. Me la lleve corriendo a mi casa y se la metí en plan vikingo por su culo y su panocha hasta que empezó a orinarse y a expulsar fluidos corporales.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *