Me tengo que cojer a la puta de mi hermana de una vez

47559
Share
Copy the link

La veo por detrás de la puerta como se arregla y su grandioso cuerpo desnudo hace que mi verga crezca y me la jalo mientras la espió. Yo se que ella se viste de esa manera para provocarme y cuando me descubre me mete para dentro de la habitación para que le chupe su pequeño tesoro que tiene entre las piernas. Mi lengua prueba con un chingo de ganas el sabor de su panocha y apoyada encima del mueble la penetro y por fin me cojo a mi pinche hermana salida. A partir de ese día siempre me pide que le de placer cuando estamos solo.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *