Traigo a mi casa a una chava con ganas y le hago que se ponga el traje de sirvienta para cojer con ella

21609
Share
Copy the link

Después de pasar toda la noche con ella en la discoteca bebiendo chelas la chava me dice que la saque de allí y me la lleve a mi casa para cojer. La flaquita estaba más caliente que una olla de tamales y cuando llego a mi casa hago que se ponga el traje de sirvienta porque me pone de lo más cachondo. Me siento en la silla y la pendeja me quita el pantalón y me chupa la verga. La coloco encima de la mesa de la cocina y le meto los dedos en el culo para después meterle la verga.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *