Dos tremendas hembras de buenos pechos pasan la tarde en una sauna y las dos se ponen cachondas con unas tetas gordas

9286
Share
Copy the link

Cuando dos pendejas bien nalgonas y tetonas se paran a platicar metidas en una sauna puede pasar cualquier cosa. Se ve que se gustan mutuamente y después de una plática banal y de medirse sus grandes pechos se pusieron a acariciarse sus enormes y bonitas tetas. Usan sus pechos para todo y no paran de rozarse sus melones las dos pendejas. Hasta por su panocha se pasan los pezones y se ve que disfrutan de sus enormes bustos. Esas enormes campanas no paran de resonar cuando chocan unas contra otras.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *