Su vagina es mi droga

Algunos toman fuman marihuana, otros pues le dan a la cocaína y por mi parte la única droga que me calma la cabeza es la panocha de mi chava. Es olerla y tenerla cerca y me convierto en un yonki que quiere su dosis de vagina. Después de un poco de ejercicio en la calle me llevo a mi chava a la casa para mi vicio particular que es su rica almeja. Ya en el ascensor le agarro fuerte el culo y dentro del hogar pues tenemos sexo de calidad y cantidad. Espero tener cerca el agujero del amor que tiene mi amante.  

1461 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *