Una vagina rosita con la que jugar

Una chava con mascara para que no le vean la cara y unas ganas de coger que se le nota en los ojos y en sus movimientos. Ella posee una panocha rosada que muchos chavos matarían por meterle la verga dentro y yo que soy el afortunado de jugar con ella me lo voy a pasar bien chido explorando su interior con mi pinga. No tiene un pinche pelo en su almeja y se masturba tan bien que creo que me voy a venir solo de verla. Mi pinga morena entra en ella con suavidad y aunque la tengo envuelta en plástico me lo paso bien chido. 

8276 views

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *