Ven y chúpame la verga como si fuera el ultimo día en la tierra en disfrutar de mi pinga

3472
Share
Copy the link

Mi esposa me chupa la verga en la cama del dormitorio como si fuera la última vez que le doy de probar el sabor de mi chile picante. Se la traga hasta el fondo y la pendeja que tiene una boca bien profunda me hace que me den descargas cuando toca su garganta. Su cabeza no para de moverse y su boca me aprieta la verga mientras arriba y abajo me hace una mamada simplemente de otro mundo. Su boca es la puerta del placer que siempre he querido tener en mi propiedad y mi vieja caliente tiene lo que yo necesito.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *