loading video

Dame de tu verga ahora que estamos solos y estoy caliente

17670
Share
Copy the link

Cuando nos quedamos solos mi amante y yo mi almeja empieza a chorrear como una cascada de lo cachonda que me pongo. Lo arrastro hacia a la habitación y le digo que me perfore mi agujero húmedo. Sabe bien cómo hacerlo y mientras que su gran verga entra en mi interior sus dedos entrenados me masajea el clítoris. Yo solo puedo gemir y disfrutar del buen hacer de mi bendito compañero de coger que me da un placer tan chingon que me deja temblando cuando tengo varios orgasmos. Quiero que se venga dentro de mi para sentir su semilla brotando de mi almeja.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *