Una vieja muy sabrosa con un bato con la verga inquieta

16089
Share
Copy the link

Tengo unos amigos que no me los merezco. Al terminar la noche de mi cumpleaños me han llevado a una casa donde vive una chava con un cuerpo increíbles que es un scort de lujo. Me han pagado pasar un buen rato con esta hembra rubia que me pone la verga dura de solo mirar esos pechos tan ricos. Ella empieza chupándomela la pinga para empezar y después su panocha está en mi boca. Cuando toca penetrarla, aunque tengo puesto un plástico su interior cálido y húmedo hace que no tarde en venirme de lo cachondo que me pone esta puta rubia.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *