Me voy a las afueras de la ciudad con esa puta para relajarme y que se meta mi verga en su boca hasta que se la pinte de blanco

3738
Share
Copy the link

Uno de los placeres de la vida es tener sexo con una desconocida y sin ningún compromiso. Para ello están las empleadas del sexo que por uno pinches pesos hacen tus deseos sexuales realidad. Me llevo a esta puta flaca a las afueras de la ciudad para que no me vea nadie y estemos tranquilos. Se baja del carro y una vez fuera empieza a chuparme la verga como toda una profesional. Está totalmente desnuda cuando me chupa la pinga y sus manos me jalan la verga cuando la tengo dentro de su boca. Es todo un placer que una puta bien entrenada te de placer oral.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *